LOS DE ABAJO

Esgotado

Ésta es una deuda profunda con Mariano Azuela. Gracias a él se han podido escribir novelas modernas en México porque él impidió que la historia revolucionaria se nos impusiera totalmente como celebración épica. El hogar que abandonamos fue destruido y nos falta construir uno nuevo. No es cierto que esté terminado, dice desde entonces, desde 1916, Azuela; es posible que estos ladrillos sean distintos de aquellos, pero no lo es este látigo del otro. No nos engañemos, nos dice Azuela el novelista, aun al precio de la amargura. Es preferible estar triste que estar tonto. (Carlos Fuentes) Esta edición crítica de la obra clásica de Mariano Azuela incluye un estudio preliminar de Carlos Fuentes, una introducción del coordinador Jorge Ruffinelli, quien también realiza la bibliografía. La historia del texto es analizada por Ruffinelli y Stanley L. RobeLuis Leal, Seymour Menton y Mónica Mansour escriben sobre las lecturas de la obra.